Nos vamos, Lucía

Vengo de recoger todas tus cosas del colegio y no he podido evitar recordar cuando entré allí contigo por primera vez, hace ya 6 años.

He recordado la ilusión y la fuerza que nos acompañaba, creíamos que todo sería diferente y que cuando nos tocara despedirnos nos daría pena y lloraríamos al despedirnos de tus profes, como en ocasiones anteriores nos había pasado, como en el colegio del que veníamos o cuando se acabaron las terapias en FAD…
Siempre hemos sido muy queridos por todos los sitios donde hemos estado y creíamos que aquí sería igual pero no… la despedida cogiendo esa caja, ese informe de traslado sin ninguna palabra, sin ninguna lágrima, sin nada…solo vacío.

Nos vamos, Lucía, aunque tú no lo entiendas… Nos vamos, Lucía, esperando que el sitio al que vamos cuando toque la hora de despedida nos abrace fuerte y nos diga que eres una campeona, porque eso eres, nunca lo olvides.

Te quiero y creo en tí, siempre.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: