La culpa es exclusión

Si Lucía no escribe, es culpa de ella.

Si Lucía no baila, es culpa de ella.

Si Lucía no lee, es culpa de ella.

Si no sabe multiplicar, dividir o resover problemas, es su culpa.

Si Lucía no demuestra sus sentimientos fácilmente, es culpa de ella.

Si Lucía no puede responder a una pregunta porque no comprende, es culpa de ella.

Si Lucía no atiende, es culpa de ella.

Si Lucía juega sola, es culpa de ella.

Si no avanza, es su culpa.

Si no te puede contar lo que hace en el colegio y la agenda viene vacía un día y otro también, es su culpa.

Si Lucía no tiene amigos, es culpa de ella.

Si la invitan solo a un cumpleaños al año, es culpa de ella.

Si no hace una actividad, es culpa de ella.

Si nadie le manda trabajos para casa y en la fila todos los niños llevan el suyo, es su culpa.

Si todos los niños llevan la camiseta de un color y ella diferente porque nadie se lo dijo a su familia, es su culpa.

Si no la quieren, es culpa de ella.

Si les pone nerviosa, como esa profesora que no dejaba de repetirlo una y otra vez, es su culpa.

Si no quieren que entre a clase, es su culpa.

Si va a este cole o a otro es culpa de ella y así sucesivamente.

Tendemos a echar la culpa a la persona, nunca miramos a nuestro alrededor o a nosotros mismos para comprobar que eso no es cierto.

Que Lucía tenga autismo nos relaja en nuestras acciones o sentimiento de culpa. La culpa es exclusión y de ella se alimentan informes, técnicas, extraescolares, etc etc etc

La culpa siempre será del autismo, del Síndrome de Down o de cualquier otra cosa que no sea nuestra y que antes que cambiar un Sistema Educativo que no sirve para algunos, mejor seguir como estamos pero creyendo que no tenemos culpa. Eso sí, lo creemos pero es falso.

1 comment for “La culpa es exclusión

  1. 05/10/2019 at 6:48 pm

    Totalmente de acuerdo… y no olvidemos que si la culpa no es de Lucía pues será de los padres de Lucía… Otra justificación muy habitual: criminalizar al alumno o a sus progenitores para que terminen accediendo a todo lo que le IMPONE el sistema no inclusivo del que “disfrutamos” hoy día…

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: