Tenemos que conseguir que todas las personas vean a Lucía como tú.

Hace unos días, Marcos, preguntabas por qué en muchos sitios ponía «La Habitación de Lucía» y no la tuya que es mucho más bonita. La verdad es que no supe qué contestar… Te hemos hecho cómplice de muchas cosas, has estado viéndonos dar alguna charla, has hecho flores con Lucía, te he contado muchas cosas pero la verdad es que creo que la vida es demasiado dura e injusta para que lo sepas con 7 años. Tú no sabes que existe este blog, algún día tendrás la oportunidad de leerlo y en ese momento puedes pensar lo que quieras sobre el.

Después de que un médico nos dijera a papá y a mí que no podríamos tener hijos, tuvimos a Lucía, era y es preciosa. Tú siempre lo dices.

Tres años después nacerías tú y toda tu alegría, fuerza y ganas de comerte el mundo. En los momentos malos siempre nos sacabas adelante, nadie te había enseñado pero sabías hacerlo. Eres un niño con un corazón enorme y con una vida difícil, has visto situaciones que otros niños no verán y no es fácil saberlo. Para tí Lucía es muy importante, la conoces perfectamente, sabes como hay que exigirla y como no. Una de las frases que yo te decía era: «háblale para que te entienda» y siempre decías: «sí, mamá» y lo hacías y te entendía. Te inventabas canciones para que ella te imitara, al final todos nos la aprendíamos porque a Lucía le gustaba tanto que no dejaba de pedirla. Le enseñabas a leer, ponías un cuento encima de la mesa y señalabas con un lápiz las palabras mientras ella te lo iba diciendo. Todo lo que se trabajaba con Lucía en casa querías hacerlo. Le enseñas el cuerpo humano, a jugar al parchís, respetar turnos, las tablas de multiplicar. Es curioso porque ahora te toca a ti aprenderlas en el cole y ya las sabes. Tantas ganas tenías de enseñar a Lucía que las aprendiste con ella… Bailar, jugar, reír, llorar, saltar, dibujar, disfrutar. Todo esto lo haces tú a diario con Lucía y me preguntas cómo ha estado en el cole, si la han invitado a algún cumpleaños, qué le gusta, el motivo por el que crees que llora, etc

Es decir, tú has hecho mucho más que nadie por ella y yo sé el motivo. Es porque la miras sin prejuicios, porque tu mirada está limpia, porque nunca has pensado que ella no puede hacer algo, porque la conoces y sabes que vale mucho, tanto como tú y eso debería pensarlo todo el mundo y tratarla así todos, pero no lo hacen y por eso es este blog con el nombre «La Habitación de Lucía»

Cuando crezcas y veas más cosas lo entenderás mejor, ya has visto algunas pero te quedan muchas más, por desgracia.

Tenemos que cambiar el mundo, hijo, tenemos que conseguir que todas las personas vean a Lucía como tú. Que tengan las mismas ganas que tú de que aprenda y participe, hace unos días me decías esto:

«¡¡Mamá, mamá, he conseguido que Lucía participe mucho más en la obra de teatro!! Le dije a Laura que como ella se sabe canciones yo podía cantar con ella al final y ¿sabes qué me ha dicho? ¡Que sí!
Te va a encantar, mamá. Ya verás»

Qué grande eres, sin nadie decirte nada habías conseguido hacer lo que muchas personas adultas, aún teniendo a Lucía cerca mucho tiempo ni siquiera han intentado y tú con 7 años lo hiciste. Venías tan contento…Si tú has conseguido todas estas cosas, ¿quién no puede hacerlo?

Se trata de querer y buscar lo que Lucía puede hacer porque si se tiene voluntad se puede, como tú has podido.
Además, ella puede hacer muchas cosas si le damos oportunidades. Nosotros lo sabemos bien, ¿verdad?

Se trata de plasmar aquí nuestras experiencias y hacer ver al mundo que Lucía puede, que es una más, que tiene el mismo derecho que tú y que cualquiera a ir al colegio y aprender y que no saben lo que se pierden si no la conocen.

Que hay que respetar a las personas independientemente de su condición, raza, cultura, etc teniendo muy claro que las diferencias nos enriquecen y es la única manera de aprender lo realmente importante. Todas y cada una de las personas merece respeto, eso ante todo.

Que dicen que no tiene sentimientos, no se comunica, que vive en su mundo sin querer saber nada de nadie…

Que te lo pregunten a tí, ¿verdad?

Cuando leas esto quiero que sepas que junto con Lucía sois lo mejor que me ha pasado. Que tenemos que seguir luchando por un mundo más justo lleno de oportunidades y respeto hacia TODAS las personas y que os quiero con toda mi alma.

Gracias, Marcos. Tu habitación es mágica y preciosa, no lo dudes. El niño que ahora duerme en ella será un adulto admirable, yo siempre estaré muy orgullosa de tí.

Te quiero

2 comments for “Tenemos que conseguir que todas las personas vean a Lucía como tú.

  1. Esperanza
    14/04/2019 at 8:31 am

    Hola, soy Esperanza Clímaco, autora de ‘ Tripolín no quiere abrazos’. En primer lugar felicidades por los dos hijos tan maravillosos que tienes. Debes de estar muy orgullosa de ambos porque son dos campeones. He estado leyendo varias entradas de tu blog y quería felicitarte también por todos los logros que habéis conseguido en una sociedad que aún no está preparada para la inclusión. Una injusticia que se valore más lo que uno no puede hacer que lo que sí es capaz.
    Lucía luce por ella misma y todos han de ver su resplandor.
    Un abrazo.

    • luciaysuflor
      14/04/2019 at 9:01 am

      Muchas gracias, Esperanza. Un abrazo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: