No sabemos qué nos depara el futuro pero lo que sí tenemos claro que no depende de tus limitaciones, más bien de las limitaciones de los demás.

Estaba buscándote cuando un médico me dijo que nunca estarías conmigo, que me dedicara a otras cosas.
Tenías 18 meses cuando alguien nos dijo que nunca te casarías, tendrías hijos, amigos o hablarías. Ya sabían tu futuro.
Tenías 3 años cuando alguien me dijo que tu vida sería diferente por tus limitaciones.
Tenías 6 años cuando alguien nos dijo que no quería que estuvieses en su clase, que lo mejor era que estuvieses lejos puesto que le ponías nerviosa.
Tenías 8 cuando te invitaban a algún cumpleaños…
Tienes 11 y unas limitaciones severas, has sobrevivido a la segregación, a la ignorancia, a los cánones impuestos por la sociedad. Eres una campeona que tiene todo mucho más difícil que muchos solo por tener una etiqueta. El autismo es difícil, quién dijo que no, pero lo peor es la discriminación. Voy orgullosa siempre a tu lado porque yo sí sé quién eres aunque muchos no se esfuercen ni lo más mínimo.
No sabemos qué nos depara el futuro pero lo que sí tenemos claro que no depende de tus limitaciones, más bien de las limitaciones de los demás.
Te queremos mucho

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: