¿Cómo te sentirías tú si no esperasen nada de ti?

Hay una cosa que llevo mal, es cuando la gente le habla a Lucía como esperando que no responda o no entienda…
A veces, le hablan y siguen andando. Ni siquiera esperan la respuesta que a veces, no siempre, ella la responde en voz baja.
También hay gente cercana a la que le digo que, por favor, le hablen claro y con pocas palabras…tengo que decir que tampoco lo hacen mucho.
Me da rabia que ni siquiera le den el beneficio de la duda o no hagan ese esfuerzo para que te entienda y entender.
Agradezco mucho a la gente que la trata intentando tener conexión con ella, y aunque ella nunca me lo dice porque no puede, supongo que también lo agradecerá mucho.

¿Cómo te sentirías tú si no esperasen nada de ti?
¿Si no te diesen la oportunidad, ni siquiera, de responder o entender?
¿Si no te diesen tus gafas aunque las necesites?
¿Si te quitan tu silla de ruedas para poder moverte?
Sería una locura hacerle eso a nadie, pues a Lucía también es una locura no darle lo que necesita para poder convivir con los demás.

Por todo esto, me da un vuelco el corazón cuando leo a Galeano porque lleva razón y aunque este texto llegue a poca gente yo tengo que decirlo por si cambia la forma de pensar de algunos, por si alguna vez mi hija deja de ser de «Los nadies: los ningunos, los ninguneados, corriendo la liebre, muriendo la vida, jodidos, rejodidos…

Que no son, aunque sean.»

Gracias

Galeano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: