La bici

Desde que Lucía era pequeña hemos usado la bici en muchas ocasiones, unas veces con ruedines y algún intento sin ellos, pero todos fallidos.

Ayer, inesperadamente, tuvo éxito a la primera y estamos muy contentos y emocionados de haber seguido intentando, de no rendirnos, de correr detrás de la bici hasta no poder más…

Y así es como hay que seguir haciéndolo. Habrá cosas que consiga y otras que no, como todos, pero que nunca sea por no haberlo intentado.

Estamos muy orgullosos de tí, te queremos mucho. ¡Bravo, campeona!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: