Sin parar

«¿Tú crees que sabrá hacer más o ya no hay nada más que hacer?
¿No será mejor que aprenda otras cosas para su vida diaria?. Eso no le va a servir de nada.»

Estas frases, después de escucharlas muchas veces, me han retumbando en la cabeza una y otra vez. Tengo que reconocer que algunas veces hasta me las he creído. Ahora sé que nunca hay que poner límites a nadie, sé que la motivación es un arma muy poderosa y necesaria. Pensamos que si a ella no le hace falta aprender eso a Marcos tampoco le hace falta…

Nosotros vamos a por más, contigo siempre, Lucía. Lo mismo nos damos un chocazo por ahí y nos dicen: «¿ves? Si no llevabais razón», pero hasta ese día, sin parar. Hasta el infinito, siempre.

(Puede que las imágenes no impacten a nadie ni lo pretendemos, para nosotros es un gran paso y muy emocionante. Avanzamos, eso es lo importante.)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: