Para vosotros…

El otro día, en una de las charlas que estamos haciendo, contaba una madre que hace 12 años no aceptaban a tu hijo en ningún cole si tenía autismo. El tiempo ha pasado, va a cuenta gotas pero las cosas han ido mejorando algo, aunque aún queda mucho trabajo por hacer…

Pensé en todas esas madres y padres que nos han allanado el camino, que han luchado todos estos años y quizá ellos no se llevaron nada pero nos lo dieron a nosotros, nos lo regalaron. Muchos de los derechos de los que ahora gozamos, y no solo en educación, se los debemos a ellos, a los que han estado antes que nosotros. Yo, por mi parte, también me gustaría que algún día alguien pudiese decir esto de mí y por eso, aunque sé que hay cosas que Lucía no tendrá, espero que los que vienen en un futuro sí las tengan y de alguna manera fuera por el trabajo de todos los que estamos aquí, en esta pequeña habitación.

Decía Galeano: «Mucha gente pequeña en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas pueden cambiar el mundo.»

Pues eso…

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: