¿No les importa?

Hace mucho tiempo que empezaron a dejar de ser números, cada vez son más visibles. Lo cuentan las familias, lo cuentan ellos en primera persona, hay congresos y asociaciones que hacen ese trabajo. Hay libros y vídeos. Antes estaban escondidos en sus casas, no se hablaba del tema pero ahora no y, entonces, ¿por qué se sigue segregando a las personas con dis-capacidad? ¿Por qué las ciudades no están adaptadas a las personas con movilidad reducida? ¿Por qué una abuela, que lleva a su nieto al colegio en silla de ruedas, tiene que salirse a la carretera porque en la acera está el coche de uno/a que ha decidido aparcar allí? ¿Por qué hay colegios de «ricos y pobres»? ¿Por qué se escoge a los que supuestamente son «válidos»? Válidos, ¿para quién? ¿Qué «valor» tienes que tener para estudiar en un colegio financiado con fondos públicos? ¿Por qué se separa? ¿Qué intención hay detrás de todo esto? ¿Dónde están los políticos? ¿No oyen? ¿ No ven? ¿No escuchan? ¿No sienten? ¿No les importa?

No es ignorancia, las personas con diversidad funcional están abocadas a la «muerte social» pero no porque no se vean, se oigan o sigan cerrados en sus casas, sino porque la sociedad no quiere ver, ni escuchar ni sacarlos de sus «casas».

Todos somos responsables.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: