Locas

Queridos Reyes Magos:

Este año quiero un regalo muy especial, uno que necesito para mi corazón…

Necesito que mi hija hable, necesito escuchar su voz, necesito palabras para mi alma… Este deseo es de hace mucho, lo pido todos los años, todos los días, todas las horas y estoy segura de que vais a hacer todo lo posible para concedermelo. Muchas gracias.

Pido que los politicos nos traten como si fuera de sus hijos o sobrinos de los que estamos hablando cuando un niño se queda, ni más ni menos que, sin entrar en clase porque a su profesora le pone nerviosa. O cuando se quedan sin excursiones, fiestas o extraescolares o, por ejemplo, cuando los expulsan del Sistema Educativo Ordinario ¿un lugar financiado con fondos públicos? ¿un lugar para todos? porque allí ya no tienen nada más que hacer, porque ellos creen que no sirven. Pido que ningún niño se quede fuera nunca, que tengan oportunidades, igualdad, aprendizaje, compañeros, cumpleaños, extraescolares, besos, abrazos, juegos, enfados. En realidad, quiero que se les trate como a una PERSONA más. Que nunca se olvide esto.

Y mi último deseo, no menos importante, es que NO tengamos que depender de la suerte con el profesional que le toque a tu hijo o hija. Ya sabemos que el Sistema Educativo está hecho para que no sirva para algunos, pero hemos comprobado en nuestras carnes como la voluntad mueve montañas. Sabemos que hay profesionales buenos, los conocemos y hablamos con ellos. Existen y quieren creer que hay posibilidades en cada uno de sus alumnos. En todos. Lo quieren creer y lo hacen.

Por desgracia, también los hay de los que no quieren y creo que el mensaje más importante que quiero daros es que todas esas personas responsables de la educación de nuestros hijos hagan todas las cosas como si fueran sus hijos o hermanos, como si fuera su madre la que va a reuniones y al salir de da un crisis de ansiedad (como una amiga nos contó hace poco). Como si fuera su hermano y presencia los constantes desprecios. Como si fuera esa abuela que escucha que a su nieto lo expulsan de ese colegio donde va su hermano ¿ cuántos hermanos separados? Como si fuera su hijo el que se pasa los días y días solo en el patio del colegio… Quiero ese compromiso, que antes de tomar cualquier decisión visionen a sus hijos, hermanos, padres, abuelos, etc y después decidan con fuerza y tesón.

Y para terminar quiero mucho amor del bueno y conocer a muchas locas y locos más para bailar con ellos todos los días.

Esperamos que podáis hacer nuestros deseos realidad. Un fuerte abrazo con mucha ilusión.

¡Muchas gracias!

Locas de mil edades,

llenas de rabia y gritos.

buscadoras de verdades

locas fuertes

poderosas

locas tiernas

vulnerables.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: